Tuesday, April 04, 2006

Sigue


También tengo que decir que nací en la Ciudad de México, que en aquellos años no era el mounstruo de ciudad que es ahora, pues contaba cuando mucho con dos millones de habitantes, en lugar de los diecinueve de hoy en día.
Cuando tenía un año, mi papá que trabajaba en la Comisión Nacional de Irrigación, situada en la calle de Balderas, (una dependencia federal independiente y que en años posteriores sería la Secretaría de Recursos Hidráulicos, que en los sesentas, se encontraba en el Paseo de la Reforma, muy cerca del Edificio Anáhuac). Como decía, mi papá se fué a trabajar a Tehuantepec, Oaxaca; en la presa Las Pilas, construida a orillas del río Tehuantepec que ahora que lo pienso no era realmente una presa, sino alguna obra para riego.
Lázaro Cárdenas hizo muchas obras sociales de ese tipo a pesar de que no había gran cantidad de dinero.
Aunque solo he estado una vez más en esa ciudad, siento esa parte de México como muy mía, ya que tengo sangre zapoteca por parte de mi abuelita materna Rosita. Una abuelita en todos los sentidos de la palabra, yo fuí su primer nieta y a la mejor por eso tuve siempre un lugar muy especial en su corazón, lo cual me ha hecho sentir siempre como alguien también muy especial también. Ella me enseñó muchas cosas, cuando quería darme algún ejemplo, siempre lo hacía con dichos... ella me enseñó muchos y hasta la fecha los uso también, pues son un modo muy explícito de decir algo con toda precisión.
En Tehuantepec vivimos varios meses, y al poco tiempo de regresar a la Ciudad de México nació mi hermano Francisco (se llama como mi papá) pero de cariño le decimos Paco... él ha sido mi hermano y mi amigo. Cuando era yo muy pequeña por alguna razón me autodenominé Tache (espero que no era ninguna alusión personal O:) ) y a él lo llamé Tacho, por qué me puse ese nombre? no sé y nadie me ha podido decir de donde salió, pero bueno, todos me conocían como Tache :o)

3 comments:

Lydia said...

Qué bonita historia!, yo la verdad no sabia que Rosita tenía sangre zapoteca, no tienes alguna foto de ella?. Estaba pensando que a lo mejor alguien te dijo muy fuerte tache! y tu creíste que era tu nombre jijiji.

Lizette said...

Cómo que no sabías que Rosita era una tehuana, matriarca?, oye mamá, que lindo tu blog. Ojalá que puedas poner de vez en vez dichos de los que aprendiste de Rosita, así como las palbras esas tan extrañas que de repente usas.
Enhorabuena!!!:) Es maravilloso leer tu historia, nuestra historia.

RockA said...

Orale Señora, con todo respeto esta re te interesante su blog...Que buena onda que haya gente atrevida como usted, es de cierta forma, o bueno lo veo yo asi, como la manera moderna de transmitir historias, vivencias como lo fue en su ocación la tradición oral, que ya se ha perdido mucho...Adelante y estamos en contacto...