Saturday, April 15, 2006

La Leona






Hola nuevamente. Hoy les voy a platicar algo más de mi Nagüe; como les dije, fué la única niña y por ende, fué muy consentida, su papá le daba todo lo que ella quería, creció sin estrecheces económicas, por el contrario, ella fué a escuelas de señoritas "bien", tocaba el piano, pintaba, bordaba, en suma era una persona muy bien educada, y con muchos principios.
Y aunque tuvo muchos pretendientes, el amor no ve más allá y se casó con un muchacho, también telegrafista, de Oaxtepec, Oaxaca.
En la foto está con mi mamá, yo solo lo vi una sola vez. Una noche que ya estaba dormida, tendría unos siete años, me despertaron y me dijeron:
Ven a saludar a tu abuelo Tomás. Medio dormida fuí y lo saludé, realmente no lo recuerdo muy bien, pero platiqué con él un momento y me fuí a seguir durmiendo.
Sucede que se vinieron a vivir a la Ciudad de México y un día en que llegó tomado, (me cuentan que era una persona de lo más cariñosa y decente, pero cuando tomaba, se transformaba; una especie de Dr Jekyl).
Total que esa noche mi abuelita decidió que era suficiente y mi abuelo se fué de la casa y la dejó con 8 hijos, el más pequeño, mi tío Gustavo de sólo un año de edad y mi mamá de 15 :( .
Me platicaba mi abuelita que mi tío Mario (el militar) le ayudaba económicamente, ya después mi mamá trabajaba llevando la contabilidad En una tienda que se llama La Principal, que todavía existe en Tacuba No. 12.
(siempre ha sido muy buena para los números, recuerdo que un día yo no entendía como sacar el porcentaje de algo y me llevé una buena coscorroniza, a la mejor me abrió la mollera y me entró jejeje, eso si, nunca se me ha olvidado :0).

Y pues ya era una buena ayuda, también me platicaba que había días en que no sabía qué iba a hacer al día siguiente, y que en una ocasión, estaba acostada y pensando qué les iba a dar a sus hijos de desayunar al día siguiente. Me contó que desesperada se salió a la calle, y había caminado una cuadra, cuando vió tirada en el suelo, una moneda de $5.00.

Cinco pesos de aquella época para nada vale lo mismo que hoy, si mi mamá ganaba un peso diario, pues ya se imaginarán que esa moneda era toda una fortuna. Me platicaba también que cuando estaba muy angustiada (con ocho niños a quien tener que darles de comer cualquiera se angustia, no lo creen?). En la noche llegaba su papá y siempre le decía, Rosa, no te preocupes, vas a ver que todo va a salir bien, me contaba que siempre pensaba que realmente llegaba, pues lo veía tan clarito y platicaba con ella hasta que se calmaba.

Me cuenta que un día en que llegó mi abuelo en sus sueños, cerca de su cama había un baúl bastante pesado pero que veía que él jalaba sin problemas y lo ponía junto a su cama, se sentaba y platicaba con ella. Al día siguiente, el baúl estaba junto a su cama donde lo había puesto mi bisabuelo. Qué tal eh?.

Todos mis tíos abuelos, le decían Leona y un día le pregunté a uno de ellos porqué le decían asi a mi abuelita y me contestó: ahhhh pues porque ella defendió a sus hijos como una verdadera leona. Y debo decir que todos sus hermanos la querían mucho. Pero me pregunto... Quién podía no quererla?

Hasta mañana y que tengan un día muy bueno. >:D<'s




4 comments:

Tiburón said...

Espero que a pesar de que ella sufrió por la situación económica haya sido feliz. A él yo no lo había visto nunca en una foto , que fué de él despúes?. Es el que se fué a Veracrruz?. Muy bonita historia como siempre :). Saluditos!

tiburón said...

se me olvidó preguntar. ¿En dónde está enterrada Rosita?. por medio de los relatos parece que hasta la conozco. abur!

malintzi said...

Si, es el papá de Esperanza, tuvo varios hijos con esa señora.
Mi abuelita está enterrada en el Panteón Español.
Qué bueno que te gusten mis relatos y me da gusto que te pueda transmitir algo para que la vayas conociendo :) >:D<

Lizette said...

ya ves...este carácter no es de a grapa, me gusta mucho que nos platiques de mis bisabuelos, sabes algo de los tatarabuelos?.