Thursday, July 16, 2015

HERPES

La cosa es que no tengo perdón,  la pereza  se hace pesente cada cinco segundos.

Podría en esta ocasión echarle la culpa al herpes, pero la verdad es que ha estado duro, bueno, ya no siento lo duro sino lo tupido... a finales de marzo me empezó, o sea que ya llevo vBueno... la carios meses y como que ya se amarchantó conmigo, no quisiera decir que ya le gusté, pero asi parece.

Medicinas van y vienen y sigo con los dolores, que ya no son dolores como tales, Lydia me preguntaba al principio que si eran como dolores musculares... no,. nada parecido a ningún dolor o molestia que haya sentido antes.

Les digo que es como si el famoso Pac Man, anduviera comiéndome las entrañas, o toques eléctricos que es la mayoría de las veces que ahora siento.  Le digo a somi que a la mejor cuando ya no tenga nada, los voy a extrañar... NOOOOOOOOOOOO para nada!!.

Es curioso que cuando uno está sano, no toma uno en cuenta lo bien que trabaja el cuerpo, uno lo da por sentado, pero nada, debemos dar gracias día a dia que nos sentimos bien y no esperar a sentirnos mal para darnos cuenta del error que cometemos.

Hace unos años me dio herpes en la espalda, me duró cuando mucho dos semanas, no dolores, no nada y se me quitó fácilmente.

Esta vez empecé con dolores en las costillas del lado izquierdo.  Pensé que a la mejor algún órgano interno estaba inflamado y eso hacía que las costillas me dolieran.  Era un dolor fuerte y cuando me tocaba sentía un dolor peor.

Pasados unos días, me salieron ronchas y fue cuando supe que tenía herpes.  Lo malo fue que aunque tomé medicina, era una dosis minúscula para lo que necesitaba, asi que fue empeorando, hasta que fui a ver a una doctora, que ni siquiera fui a eso, sino a otra cosa muy distinta.

Cuando le dije, es que tengo herpes y me vio la cintura, casi se va de espaldas y exclamó... qué barbaridad, eso está muy feo, muy grave... aunque para esas fechas no tenía dolores, inclusive me peguntó que estaba tomando para el dolor y le dije que nada, que no me dolia... ahhhh pienso que en ese momento el herpes dijo:... ahhh no te duele, pues vas a ver lo que es bueno y ándale, que me empiezan los dolores aghhhhhhhhhhhhh... horribles, no se me quitaban con nada.

Realmente ahora no me dan tan fuerte, la cosa es que en la noche es cuando arrecian.  Eso tuvo complicaciones con otras cosas y bueno, no ha sido agradable... aunque ninguna enfermedad puede ser catalogada como "agradable".

Ahorita en este momento siento los "toques eléctricos" por dentro... como diría mi marido... "son muy bonitos".

Bueno, por hoy le dejo allí y en serio, ahora si me propongo venir si no diario, por lo menos cada dos dias... Es una promesa y pienso cumplirla... ya estuvo bien de flojera.

Como este blog lo escribo realmente para los hijos, quiero decirles que los quiero mucho!!

3 comments:

Lydia Jacinto said...

La palabra de hoy: arrecian��������. Espero ahora si no lo abandones y ya mata a esa culebrilla! ��

malintzi said...

Esa culebrilla salió muy brava!!

L said...

Qué bárbara, lo bueno es que ya encontraste una doctora a la que le tienes confianza. Besos Má!