Thursday, May 03, 2007

Seguimos

Siguiendo mis anécdotas en Empalme, les platicaré que cuando mi hermana Ma. del Carmen tenía unos meses y le llamábamos Camu... la razón? la desconozco, no se quien la llamó asi, o porque. Un día estando en la estación, esperando a que terminara mi papá, mi hermano Paco tuvo la idea de llamar por teléfono a la tienda de la esquina, en donde por estar frente a la iglesia, era muy frecuente que una monja de nombre Carmen, se encontrara allí.

Paco llamó y le contestaron, preguntó: quien habla? y la monja le contesta: Carmelita, cuando mi hermano escuchó eso, preguntó... -eres tú Cam
u?- :O. Cuando lo escuché, me quedé con cara de "what"??? cuando le platiqué a mis papás ya se imaginarán.

Casi siempre me mandaban a mi a co
mprar la despensa cada mes... recuerdo que no quedaba cerca, ya que tomaba algo llamado "tranvía"... (cuando encuentre la foto, la pondré).

No creo que existan a la fecha, la cosa es que era un camioncito, descubierto por todos lados, con un techo y barandales a las orillas con asientos también a las orillas.
Bueno, la cosa es que me iba a la tienda con la lista de todo lo que necesitaba comprar, me gustaba ir, porque al final, me decía el señor o la señora de la tienda: -qué quieres de pilón?- y claro, yo siempre pedía dulces, asi que me daban por lo me
nos dos bolsas llenas de toda clase de dulces.

Cuando pasaba el vendedor del pan, como en las películas, en su bicicleta y una gran canasta en la cabeza, siempre fué para mi un verdadero milagro que no se le cayera.
Salíamos a comprar el pan y nos daba uno a cada uno de pilón. Qué tiempos aquellos, el famoso pilón solo queda en el recuerdo, aunque tengo que decir que a veces mis marchantes del mercado me dan algo de pilón : ).

A veces lleg
aba un vendedor en una carreta jalada por un burro y cuando pasaba por enfrente de la casa, todos salíamos a colgarnos de la parte de atras, entonces el señor le pegaba al pobre burro para que corriera y no nos pudiéramos subir, pero por lo general le ganábamos, lo cual lo hacía enojar, pero siempre era lo mismo. : )

Bueno, aqui le dejo y como siempre les digo que los quiero mucho.

Las fotos por supuesto son del Empalme moderno, pues en mis tiempos no existían camiones como el de la foto.

1 comment:

Lydia said...

Y ni me digas que aqui para que te den un te den un pilón..si casi por respirar y caminar nos ponen un impuesto jajaja, que tiempos aquellos...
Un saludito!
PD Me imaginé al senor pensando - ahi vienen esos ninos otra vez..jajaja..