Sunday, April 15, 2007

Otra de Empalme

Empalme fué fundado por los gringos, de allí que las casas todas de madera, estilo californiano, con grandes porches.

Cuentan que un día llegó Plutarco Elías Calles siendo presidente y toda esa colonia estaba cercada con alambres de púas y eso era para que los "mexicanos" no entraran, como siempre de gandallas, no se les ha quitado lo descriminadores, a pesar de todo lo que han pasado.

Pues bien, llegó el presidente de visita a Empalme no se en qué año fué eso ya que él fué presidente de 1924 a 1928. Porque en ese tiempo el período presidencial era de cuatro años. Fué con el General Lázaro Cárdenas que empezó el llamado "sexenio".

Cuando se dió cuenta que toda aquella colonia "americana" estaba cercada, pidió unos alicates y él personalmente rompió los alambres de púas y dijo: en México no se permite tener cercas para que la gente no transite libremente.

Ese día fué de fiesta, ya me imagino que siempre había algo de coraje hacia esa situación.

Empalme está lleno de árboles Laurel de la India (ficus retusa)... a los que allí se les da el nombre de "yucatecos", nunca he visto árboles más grandes, altos y frondosos que esos, los cuales eran muy convenientes, ya que da una sombra muy fresca.

Además de allí aprendí a hacer resorteras, ya que eran muy necesarias, había que buscar una buena horquilla, la pelaba y en las puntas de la
Y le hacía unos cortes y con unas tiras de cámara de bicicleta, las amarraba con ligas y en los otros extremos les ponía una pieza de piel, por lo general, una lengüeta de algún zapato viejo.

Un día empezó a incendiarse una de las casas esas grandes de madera, en una de ellas vivía una compañera de Escuela, Sofía Wilson, que dicho sea de paso era una niña con la que nadie jugaba, ni siquiera querían estar cerca de ella, algo le sucedía en los oídos y despedía un olor no muy agradable.
Tengo que decir que yo se hablaba con ella, era una niña muy seria, a la mejor por lo mismo.

Bueno, como les decía empezó a incendiarse la casa de esta niña, ignoro la causa, pero siendo la casa de madera se incendió totalmente y con una rapidez sorprendente, pero para eso, se empezaron a quemar las dos casas de los lados, y en la esquina había el yucateco más grande de Empalme y se empezó a quemar también, como era una tarde con viento, las ramas incendiadas, todavía recuerdo el ruido que hacían, como que tronaban y salían disparadas, ya se imaginarán que toda la gente estaba muy al pendiente de donde caían.

Para ésto, mucha gente empezó a ayudar por lo menos a sacar algunas pertenencias, todavía lo recuerdo y me invade un sentimiento de tristeza y miedo.

Asi como aprendí a hacer resorteras, recuerdo que cuando era muy chica, en el periódico de los domingos llegaba una sección de muñequitos, Supermán, Mutt y Jeff y muchos más que ahorita no recuerdo. Mi abuelita siempre compró el periódico Excelsior, siempre estaba al tanto de las noticias.

Bueno, yo recortaba esas tiras cómicas y las pegaba una tras otra con engrudo que yo misma hacía, pues mi papá nos enseñó a hacerlo, buscaba un alambre y lo enrollaba y el otro extremo en otro alambre. En una caja de zapatos, le hacía un corte que quedara un cuadrado, ponía los alambres en cada extremo de esa pantalla, inclusive le pintaba como cortinas y pasaba las tiras cómicas, como si fuera un cinito, debo decir que nadie me enseñó a hacerlo, simplemente un día se me ocurrió, nadie lo veía ni nada, simplemente era para mi y al domingo siguiente, cambiaba la película :).

Hay muchos recuerdos de Empalme, asi que los iré contando paso a paso según los vaya recordando, antes que el "jaime" de verdad haga presa de mi :O

Después le sigo, no sin antes decirles que los quiero mucho.

2 comments:

Lizette said...

oye???, hacemos un cinito de tiras ahora que vengas?? a ver qué se nos ocurre!
Te quiero y mantengamos al Jaime alejado!

Lydia said...

Yo creo que la resortera ha de haber estado muy bonita, porque las que yo vi eran de plastico y ademas te lastimaban las manos y de paso no servian muy bien.. que feo que se incendió la casa de la nina, yo por eso reviso dos o tres veces que si apagué la plancha.. saludotes!