Monday, October 26, 2015

SOBRE LA BREVEDAD DE LA VIDA

 
 Lucio Anneo Séneca
 
 
 

 
 
SOBRE LA BREVEDAD DE LA VIDA
Lucio Anneo Séneca (Latín: Lucius Annæus Seneca), llamado Séneca el Joven (Corduba, 4 a. C.  Roma, 65 d. C.), fue un filósofo, político, orador y escritor romano, conocido por sus obras de carácter moralista. Hijo del orador Marco Anneo Séneca, fue Cuestor, Pretor y Senador del Imperio Romano durante los gobiernos de Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón, además de ministro, tutor y consejero del emperador Nerón.
 
SENECA.-Hace dos mil años vivió en Roma un extraordinario filósofo con ese nombre quien escribió en latín un brillante ensayo denominado, “Sobre la  Brevedad de la Vida”. Lo anterior viene a cuento porque nuestra generación 52-58, con más de 80 años a cuestas, reflejó en la reciente reunión de Querétaro que la vida nos ha parecido breve.
 Observen por ejemplo el entusiasmo con el que acogimos una próxima reunión en Veracruz.
 
Y enseguida habla Seneca:
 
En lo general la queja  de los hombres, Paulinus, es que la naturaleza es avara: el plazo de vida que nos asigna es corto, y la concesión que nos hace, vuela con velocidad enloquecedora de tal suerte que casi todos la agotan justamente cuando empiezan a vivir.
Lo que ocurre no es que tengamos tan poco tiempo sino que lo perdemos tanto. La vida es suficientemente larga y la porción que nos fue asignada es suficientemente generosa para ejecutar nuestros proyectos más ambiciosos si invertimos el tiempo cuidadosamente.
Así que: la vida que recibimos no es corta sino que la hacemos así; no hemos sido mal provistos sino que echamos a perder lo que tuvimos.
 
 
¿Por qué nos quejamos de la Naturaleza?, ella se ha comportado bellamente; la vida, si sabes cómo usarla, es larga.
Me gustaría arrinconar a uno de los viejito y decirle: “Ya veo que has alcanzado la más alta esperanza de vida y estás cerca de los cien años o más; hazme el favor de darme el detalle de lo que has hecho en estos años, dime cuanto de ese tiempo ha sido arrebatado por el prestamista, una amante, un jefe, un cliente, peleando con tu mujer, castigando a tus empleados, vagando por la ciudad por tus compromisos sociales. Resta también las enfermedades que te causaste y el tiempo desperdiciado. Verás que tienes menos años que los que dice el calendario. …que éxitos nos puedes mostrar para tu larga vida y te darás cuenta que tu muerte será prematura.
¿Por qué ocurre esto? Porque vives en la suposición de que vivirás por siempre, el pensamiento de la fragilidad humana nunca se te ocurre, nunca te das cuenta cuanto has gastado de tu tiempo. Lo dilapidas como si tu tienda estuviera más que llena, y nunca te das cuenta del tiempo que ya has consumido, cuando de hecho el mismo día en el que haces un regalo a alguien o algo puede ser lo último que hagas. Como el mortal que eres, tienes miedo de todo; pero tus deseos son ilimitados como si fueras inmortal.
Entre  los peores usuarios del tiempo, registro a aquellos que pasan todo el tiempo en la bebida y la sexualidad, este es el peor abuso del tiempo….
Entretanto, mientras la gente roba y le roban, mientras alteran mutuamente su reposo y se ocasionan miserias unos a otros, causándose daño, la vida no se beneficia, no es placentera y no mejora la moralidad. Nadie mantiene la idea de la muerte, todos se orientan a esperanzas remotas. Algunos prevén el futuro después de su muerte—sepulcros masivos, dedicación de edificios públicos, grandes celebraciones públicas, y regalos fuera de lugar. Pero los funerales de estas personas deberían llevarse a cabo con luces tenues, como si de hecho hubieran muerto en la niñez.
Esta es una traducción ranchera del Inglés. La referencia es la siguiente:
http://www.philosophicalsociety.com/archives/on%20the%20shortness%20of%20life.htm.
Y en español: por si acaso.
https://asesoriaentesis.files.wordpress.com/2015/07/sobre-la-brevedad-de-la-vida.pdf
 
 Me pareció muy interesante ver lo que escribe Seneca hace dos mil años.  Y le pedí a Francisco que me lo enviara para ponerlo en mi blog.  Espero les guste.

5 comments:

L said...

Me quedo con la cita "Como el mortal que eres, tienes miedo de todo; pero tus deseos son ilimitados como si fueras inmortal." (...) La muerte es lo único seguro de la vida, de lo demás, dejémonos sorprendernos. Carpe diem!

malintzi said...
This comment has been removed by the author.
Eli Jacinto said...

Despues de leerlo cuidadosamente... puedo decir que es lo mismo que seguimos diciendo ahora...
En mi opinion la vida es para gozarla, para vivirla como se quiera y para algunos, como se pueda, un ser vivo no debería estar pensando en el momento de su muerte o cuanto tiempo le queda.
Sabemos que somos seres mortales... "de la muerte nadie se escapa", acaso tenemos que vivir recordandolo todo el tiempo? Me parece que la gran reflexion es, si vivimos tal como queremos, si disfrutamos lo que hacemos y si en el trayecto de nuestra vida hemos aprehendido la felicidad, esa que da el solo hecho de estar aqui y ahora. La felicidad... asi sola, sin adornos, sin motivos y con todo y sus tristezas y problemas.
Vivimos lo que hay que vivir. En mi caso, creo que lo que me causa un poco de tristeza es saber que no podre llevarme todo aquello que he aprendido en mi paso por la vida... Eso me gustaria!

malintzi said...

Carpe diem
Para otros usos de este término, véase Carpe diem (desambiguación).
Carpe diem.

Carpe diem es una locución latina que literalmente significa 'toma el día', que quiere decir 'aprovecha el momento', en el sentido de no malgastarlo. Fue acuñada por el poeta romano Horacio (Odas, I, 11):

Carpe diem, quam minimum credula postero
"aprovecha el día, no confíes en el mañana" (trad.)1

El adagio latino podría equivaler a oraciones en castellano como «no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy» o «vive cada momento de tu vida como si fuese el último».

Es un tópico literario, o tema recurrente, en la literatura universal como exhortación a no dejar pasar el tiempo que se nos ha brindado y a disfrutar los placeres de la vida dejando a un lado el futuro, que es incierto. Cobra especial importancia en el Renacimiento, en el Barroco y en el Romanticismo.

Este tópico respecto a las diferentes épocas literarias ha ido variando en la forma de entenderlo. Durante el periodo de la Edad Media era entendido como: "vive el momento porque vas a morir pronto". Posteriormente durante el Renacimiento, los ideales de belleza y perfección hicieron entenderlo de la siguiente forma: "vive el momento porque vas a envejecer pronto". Finalmente en la época Barroca este tema se volvió a interpretar de la misma forma que en la Edad Media, pero con bastante más intensidad en cuanto a la muerte.

Como no supe el significado de Carpe diem. Lo tuve que investigar... gracias internet.

Lydia Jacinto said...

He descubierto algo nuevo de Mali, le gusta Amado Nervo